75 Aniversario de Diario SUR

La taberna sin tiempo

Antigua Casa de Guardia Fundada en 1840
04-12-2011 - Gema Martínez

Un siglo corrido. Ese es el tiempo que lleva la taberna ‘Antigua Casa de Guardia’ en su actual ubicación, en el número 18 de la Alameda Principal, después de abrir sus puertas en calle Ollerías tras su fundación en 1840, y trasladarse luego a la zona de Atarazanas.

Así que en la Alameda lleva ya un siglo corrido o lo que es lo mismo: «unos 105 años». Ese es el cálculo que hace, a bote pronto, su actual propietario, Antonio Garijo, que va a cumplir 63 y que está al f r e n t e del negocio desde que terminó la mili. De eso hace cuarenta años.

Lo más sorprendente en cambio no es el tiempo que ha pasado desde que abriera sus puertas aquí, sino todo lo contrario: lo más sorprendente es la sensación de que ese siglo corrido no ha pasado. Por conservar, la taberna conserva hasta el suelo de los primeros tiempos.También las losetas sevillanas en las paredes; las vitrinas semiempotradas; la barra de madera en la que aún se apunta con tiza y que suma ocho décadas y hasta un espumillón que parece recuperado navidad tras navidad, durante ciento cinco años. «No me dejan cambiar nada», dice Antonio, para el que la ‘Antigua Casa de Guardia’ «es una taberna que permite pasar del siglo XXI al siglo XIX».

Habla desde la oficina enmarcada con maderas viejas y cristales de otros tiempos, casi mimetizada conel restode la taberna ymásparecida a la taquilla de una antigua estación de tren que a un despacho. Hay un teléfono de esos negrosypesados, un gran escritorio antiguo y almanaques con color añejo, aunque la modernidad se ha colado a través del ordenador, en el que Antonio busca fotografías antiguas pinchando en la web: «Te tienes que meter en las cosas modernas, pero procuramos mantener lo antiguo », asegura.También se ha colado la modernidad a través de la cámara de vigilancia que ofrece cuatro tomasdiferentes de lo que sucede solo unos pasos más allá; en la estrecha barra de madera, jalonada de vasos cortos y estrechos llenos de vinos dulces procedente de la bodega familiar, del mismonombrequela taberna.«Como vinos está elMoscatel, elVinoMálaga y los vinos secos y esos tres vinos se diversifican en muchas otras variedades. Aquí, en total, hay 21 barriles».

De todos los malagueños

Por eso, porque losvinos sondulces y entran bien, el propietario de la taberna advierte de que aquí uno sabe comoentra, «pero nunca sabe cómo va a salir».También afirma que este «es un negocio de todos los malagueños» y que por eso y a pesar de que ha habido momentos difíciles, gracias al apoyo de los de aquí y de los de allí, la taberna ha salido adelante. La verdad es que, aunque puede que haya quien no la conozca por su nombre exacto, esmuy difícil dar conalgún malagueño que desconozca su existencia. Puede ser que la llame ‘la casa el guardia’ o ‘casa del guardia’, pero lo más seguro es que haya entrado alguna vez, aunque solo sea por curiosidad; aunque solo haya sido por saber a qué sabe un ‘pajarete’. «Algunos piden ‘pajarito’, pero nosotros sabemos a qué se refieren », diceAntonio Garijo, cuyopadre dejó la carrera de abogado para hacerse conelnegocio: «Entonces él trabajaba con un procurador y no sabía nada de vinos, pero cuando murió don José de la Guardia, o se hacía con el negocio o desaparecía ».Deesa forma el padre de Antonio Garijo pasó del estudio de las leyes a convertirse en uno de los mayores conocedores de los vinos de laprovincia.

Antonio señala una de las fotos colgadas en la pared y luego se dirige a un camarero: « ‘¡Niño! ¿qué edad tenías ahí’?». «22 ó 23», responde el hombre. «¿Y ahora?». «Voy para 56». Dice Garijo que el empleado «más nuevo» lleva un año y pico, y que el más antiguo puede sumar ya los cuarenta años en la casa. «El resto, de los cinco y diez años, hacia arriba» «Sino hago mal la cuenta, aquí trabajamos once, contándome a mí». Dice Garijo que ha habido épocas conmás personal, aunque lonormales elnúmeroactual, adecuado para conformar unos turnos que cubrenunhorario de diez de la mañana a once de la noche.

     
Copyright © 2011 www.75aniversariosur.es SUR 75 aniversario SUR sur.es
  Copyright © www.diariosur.es